CONSEJOS

EN TU DÍA A DÍA

  • Una ducha diaria de agua fría en tus piernas.
  • Evita las fuentes de calor como el sol o los baños calientes.
  • Practica deporte como ciclismo, baile, yoga o natación.
  • Mantén una dieta variada y equilibrada.
  • Toma 5 porciones de fruta o verdura.
  • Bebe al menos 1 litro y medio de agua al día.
  • Evita alimentos picantes, café, té y alcohol.
  • Evita la ropa ceñida.
  • Usa zapatos con un tacón de 3 o 4 cm.
  • Masajea tus piernas a diario.
  • Mantén tus piernas elevadas mientras duermes.

Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.

EN TU TRABAJO

Si trabajas de pie:

  • Aprovecha los descansos y horas de la comida para sentarte.
  • Cambia de postura.
  • Mantén una postura lo más recta posible.
  • Usa zapatos con un tacón de 3 o 4 cm.
  • Las medias o calcetines de compresión activan la circulación de tus piernas.
  • Al llegar a casa, túmbate en el suelo y haz un ángulo de 90º con tus piernas apoyadas en la pared durante al menos 15 minutos.

Si trabajas sentado:

  • Tómate descansos de 10 minutos cada hora.
  • Mueve tus piernas cada 30 minutos.
  • Haz movimientos de flexión y extensión en los tobillos.

Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.

EN UN VUELO

  • Utiliza prendas amplias y cómodas, evitando fajas, cinturones botas y pantalones ajustados.
  • Evita sentarte con las piernas cruzadas.
  • Mueve los pies tan a menudo como puedas.
  • Flexiona y extiende los tobillos.
  • Levántate y camina por el pasillo regularmente.
  • Las pastillas para dormir harán que duermas durante varias horas, si puedes evítalas.
  • Bebe agua, pues la presión de cabina provoca deshidratación.
  • Masajea tus piernas desde el tobillo hasta el muslo, para ayudar a la circulación.

Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.

* Estos consejos también se pueden seguir en viajes largos en coche o tren.

EN TU EMBARAZO

  • Eleva las piernas y realiza paseos frecuentes.
  • Evita permanecer de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Evita las fuentes de calor como el sol o los baños calientes.
  • Se recomienda dormir de lado, pues favorece el drenaje de la sangre al corazón.
  • Cuida tu dieta.
  • Practica deporte como ciclismo, baile, yoga o natación.

Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.

DURANTE EL VERANO

  • Es recomendable dormir con las extremidades inferiores elevadas unos quince centímetros.
  • Masajea de forma ascendente tus piernas y tobillos, desde los pies a la rodilla, permaneciendo tumbado.
  • Dúchate en lugar de bañarte y aplica chorros fríos en las piernas desde las pantorrillas en sentido ascendente.
  • Mantener una buena hidratación es clave para mantener la piel elástica.
  • Evita la ropa ceñida.
  • Evita los ambientes demasiado calurosos.
  • Utiliza toallas húmedas y frías para refrescar las piernas.
  • Consulta con el farmacéutico el uso de medias de compresión junto con fitoterapia oral y/o tópica con funciones drenantes.

Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.

causas venas varicosas
insuficiencia venosa en hombres
piernas cansadas en hombres